Aller, un territorio para disfrutar de la Montaña y la Naturaleza

Enclavado en pleno corazón de la Cordillera Cantábrica. El Municipio de Aller goza de una historia minera difícil de olvidar. Los castilletes  mineros y las numerosas boca minas que aún se pueden observar son los vestigios de una época de bonanza industrial pasada. Pero Aller es algo más que eso, a lo ya obvio de su historia, sus tradiciones, sus gente…le hay que sumar su esplendor en cuanto a Montaña y Naturaleza se refiere. Cualquiera de las diversas Rutas por Aller de montaña te dejarán con la boca abierta.

Un lugar ideal para los amantes del senderismo que solo tienen que calzarse las botas y disfrutar de la diversidad que ofrecen las Rutas por Aller: sus montañas, valles, senderos, ríos, cascadas… y por supuesto de su biodiversidad. La fauna y la flora tienen un papel importante para entender los paisajes y escenarios naturales que nos podemos encontrar.

En uno de los valles que forman Aller, concretamente en el Valle del Rio Negro encontramos el punto más alto de este concejo. El Estorbín de Valverde (2.123 m) que junto a las cimas contiguas forman el límite provincial con León. Sin irse del Valle del Rio Negro y muy próximo al Estorbín de Valverde podemos encontrar la Vía de la Carisa. Esta vía fue la principal  entrada de las tropas romanas dirigidas por Publio Carisio en la conquista de Asturias. Estableciendo en el Monte Curriechos a 1728 m. Un campamento Romano en el que se han podido encontrar puntas de lanza, monedas, piezas de tiendas de campaña.

En el Puerto Braña, también conocido como Puerto San Isidro, encontramos dos cimas próximas entre ellas el Pico Torres y el Pico Toneo. En este último nace del Rio Braña/San Isidro unos de los principales afluentes del Rio Aller. Mientras tanto el Pico Torres y sus espectaculares vistas hacen de divisoria con el Concejo vecino de Caso.

Uno de los puntos montañosas más populares, es Peña Mea y su llamativo “Ojo de Buey”, conocido por los oriundos de la zona como L´Arcón. Un agujero de más de veinte metros de diámetro producido por la erosión kárstica en la roca caliza.

«Ojo de Buey»

Arboles como castaños, avellanos, robles  forman parte de la vegetación habitual de estos lares, aunque si tenemos que destacar uno son las hayas y los espectaculares bosques que forman. Claro ejemplo de ello es el Bosque del Gumial. Un lugar de cuento, para caminar y desconectar con el rumor del Rio Alba como acompañante. En una de nuestras anteriores entradas en el blog ya os contamos los secretos de este bosque, una de las mejores Rutas por Aller. https://www.jarascada.es/bosque-de-gumial-el-hayedo-magico/

Bosque del Gumial

SI hablamos de ríos y de sus cauces no podemos obviar las numerosas cascadas que podemos encontrar en Aller, aunque el nombre de Pinganones o Pingarones es el más habitual en la zona para referirse a ellas. La cascada de Xurbeo en Santibanes de Murias y el Pinganón de la Mornera, un salto de agua de casi 100 metros de agua, quizás sean los dos mejores exponente de ello.

Pinganón de la Mornera

Si quieres saber más sobre Aller te invitamos a que pinches en el siguiente enlace de «Turismo Aller» https://www.aller.es/oficinas

Atrévete a descubrir Aller, disfruta de los sentidos.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat